Análisis de la Nikon D500

Mi evolución hacia la Nikon D500

Hacer fotos en un concierto o en una sala donde se baila salsa tiene varios desafíos para el fotógrafo. Primero, en ambos casos la luz cambia constantemente. Segundo, en el caso de bailadores de salsa, el desafío es mayor: no solamente hay poca luz en muchas discotecas, sino que además, están en continuo movimiento.

Durante muchos años he estado fotografiando con la Nikon D700, una excelente cámara que a pesar de los años, sigue siendo perfectamente efectiva. Pero en condiciones de poca luz, y de movimiento, la D700 tiene un problema con el enfoque: le cuesta mucho enfocar rápidamente. Y en el caso de los que bailan salsa, puedes tirar muchas fotos y seguramente muchas de ellas estén desenfocadas.

En el caso de la fotografía de conciertos, con la D700 he cubierto muchísimos. Pero en los mismos es muy probable que estés utilizando un ISO alto y la D700 más allá de 800 ISO… pues se empieza a notar el ruido. Si disparas a 3200 el ruido (para mi) ya es molesto.

Así que era hora de agregar un nuevo equipo a mi colección. Buscaba algo actualizado y habían dos opciones. O el avance “natural” que es la D750 o pasar a la nueva d500. Opté por esta última por dos motivos: todo lo que leí sobre el enfoque de la D500 era más rápido que el de la D750, y porque también tiene una opción de video 4K. La obvia desventaja es que no es full frame. Pero para eso tengo la D700 y la D800.

20 Megapixels, pero también menos…

Durante años he visto cómo las cámaras han aumentado en Megapixeles y yo seguía (y sigo) enamorado de los 12 MP que tiene la D700. De hecho, tengo también la D800 pero la uso en el 5% de todos mis encargos fotográficos. Seamos realistas: un porcentaje muy alto de toda la fotografía que se hace hoy tiene como objetivo ver la luz únicamente en Internet. Para qué quieres 50mp si lo máximo que vas a ver son imágenes que en el 90% de las veces no supera los 1920 pixeles?

Pues la primera alegría que me ha dado la D500 es saber que puedo disparar en RAW en diferentes tamaños. Y sí, hay una opción de 12MP, o sea, los mismos que tenía en la D700. De esta forma, los archivos son más pequeños y perfectamente utilizables. Hay una opción de hacer todavía archivos menores. Usar esta opción me da dos ventajas con respecto a utilizar el archivo de 20MP: ahorro espacio en la tarjeta de memoria y puedo disparar más fotos (y también luego en el disco duro cada sesión me ocupa menos) y también muy importante, el tiempo luego en el procesador RAW es más rápido: no es lo mismo procesar imágenes de 12MP que de 20MP.

Pero vamos a las fotos…. el jueves 3 de noviembre de 2016 estuve en la sala Bikini de Barcelona para un concierto organizado por EvenTime donde actuaban varios DJs famosos, entre ellos Jazzy Jeff y Just Dizzle. Aquí algunas fotos:

vacinombre-169

DJ Just Dizzle at Sala Bikini Barcelona by Álvaro González

DJ Just Dizzle at Sala Bikini Barcelona by Álvaro González

DJ Just Dizzle at Sala Bikini Barcelona by Álvaro González

DJ Just Dizzle at Sala Bikini Barcelona by Álvaro González

Jazzy Jeff en Sala Bikini Barcelona by Álvaro González

Jazzy Jeff en Sala Bikini Barcelona by Álvaro González

Jazzy Jeff en Sala Bikini Barcelona by Álvaro González

Jazzy Jeff en Sala Bikini Barcelona by Álvaro González

ISO y enfoque en la Nikon D500

Lo que es interesante es que el ISO está a 3200 en las fotos anteriores y no hay un ruido apreciable o que moleste. Esto no lo podía hacer con la Nikon D700. Además, el enfoque de la Nikon D500 es MUY RÁPIDO en estas condiciones, mientras que con la D700 se volvía bastante “loca”. Esto se debe al procesador que tiene. En materia tecnológica, el procesador de la Nikon D700 es prehistórico si lo comparamos con el actual de la Nikon D500, el EXPEED 5.

Fotografiando salseros

Pero pongamos a la Nikon d500 en un aprieto: discoteca nocturna, poca luz, y bailadores de salsa moviéndose de un lado para otro sin parar. Aquí hay un serio problema de enfoque. Para cualquier cámara, es muy fácil enfocar cuando hay buena luz, esto es, luz diurna por ejemplo o un espacio bien iluminado (un campo de fútbol). Pero en una discoteca, donde a veces las luces dan en el sujeto pero muchas otras veces no, pues entonces ahí la cámara puede volverse loca. Aquí jugamos con el flash para congelar movimiento, disparamos a una velocidad lenta y los resultados son éstos:

mojito-13 mojito-110 mojito-61 mojito-40

El pasado Domingo 6 de Noviembre de 2016 realicé esta sesión para Mojito Club y la verdad no podía creer lo fácil que es enfocar en situaciones de luz muy complicadas como es la discoteca.

Si que encontré un pequeño problema: usualmente utilizaba el Sigma 35mm Art para realizar las fotos en la discoteca, pero al ser esta cámara APS-C, el factor de recorte me convierte este objetivo en uno de más de 50mm y eso no es de mi agrado… me gusta disparar desde cerca, por lo que le tuve que poner el 24-70 a la cámara y disparar desde 24mm (que con el factor de recorte termina siendo un 35 mm aproximadamente).

Video

Si alguna vez me habían pedido vídeo, pues lo había hecho con la Nikon D800. La Nikon D500 tiene tres puntos a favor con respecto a la Nikon D800:

  • La posibilidad de grabar a 4k (que de momento, no la necesito pero está bien a futuro) y grabar 1080 a 60 fps (la D800 graba a 30fps).
  • La pantalla abatible que permite que hagas planos desde arriba o desde abajo sin mayor esfuerzo y que se ve muy bien incluso a plena luz del sol
  • Puedes grabar hasta casi 30 minutos seguidos (la D800, 20 minutos).

No son prestaciones menores para quien quiera hacer videos. Eso sí: el enfoque en LiveView deja (a mi gusto) bastante que desear. Y en situaciones como un concierto con poca luz y además artificial, o enfocas manualmente o verás que el enfoque automático se vuelve loco.

Mi análisis de la Nikon D500

Los puntos buenos: creo que tiene un procesador excepcional, una capacidad increíble de hacer fotos con poca luz a ISOs muy altos sin que la imagen se vea afectada, un enfoque rápido y efectivo en cualquier condición lumínica, grabación a 60fps en 1080 y puedes conectarla al móvil y hacer cosas interesantes como subir fotos a las redes sociales apenas hayas sacado la foto (y también geolocalizar).

Los puntos flojos: es una DX, el 4k tiene un factor de recorte importante (y más si partimos de la base que ya recorta por ser DX), el software que conecta con el móvil no va todo lo fino que uno espera y necesitarás más baterías si decides utilizar la cámara para grabar video o para estar conectado con el móvil y haciendo transferencias por wifi.

Álvaro González

By | 2016-11-16T16:22:24+00:00 Noviembre 9th, 2016|Categories: El Blog|Tags: , , , , , , |0 Comments

Leave A Comment