Sigma 35 mm 1.4 art para Nikon

Hace unos días estuve fotografiando un evento de fin de cursos para la Escuela de Danza de Leo Zunda, en Barcelona. Cuando Leo me contó el espectáculo, basado en una idea de circo como hilo conductor, me imaginé que ir tras bambalinas y hacer un poco de backstage sería una oportunidad increíble de sacar unas fotos muy chulas.

Lo mejor del Sigma 35 es su calidad. Su enorme calidad. Las fotos que veréis a continuación están tomadas a 2.8 todas, porque 1.4 es excesivo para mi gusto, ya que es tan pequeño el rango que queda enfocado, que el desenfoque ya es insoportable, al menos para este trabajo específico. Lo bueno de llegar a 1.4, obviamente, es su luminosidad.

Cuando llegué al backstage, obviamente, había una iluminación llena de bombillas y un espejo… ¡Perfecto! No necesité el flash en absoluto, y la luz era espectacular, a pesar de ser artificial. Lo veréis en las fotos. Todo está fotografiado con la Nikon D700, 800 ISO y prioridad de apertura, por lo que la D700 estimó la velocidad en cada toma para la correcta exposición.

Podría haber utilizado mi amado 24-70 2.8, pero tenía muchas horas por delante, y el peso del equipo, cuanto más ligero, pues mejor. El Sigma 35 mm pesa, pero no pesa igual que el 24-70. Y además te sientes en la obligación de moverte para hacer la foto, ya que no tienes el zoom. En un espacio reducido, como el que había, lleno de niños y maquilladoras, pues el 35 mm era una solución ideal. No deforma como un gran angular y te permite estar aún suficientemente cerca como para hacer un buen retrato.

“Primes” de Sigma

Tengo 2 objetivos fijos de Sigma: el 105mm y el 35mm 1.4 art. Y no tengo más que buenas palabras para ambos. Si pienso que el 105 de Nikon sale bastante más caro (unos 900 euros comparado con los 600 aproximadamente que puedes encontrar el Sigma)  ya ni hablemos del 35 de Nikon (1500 euros comparado con los 750 que me costó el Sigma). Y la calidad es espectacular. Las ópticas de Nikon son excelentes, no cabe duda. Pero lo que ofrece Sigma, al precio que lo ofrece, no tiene nada que envidiarle en cuanto a calidad a Nikon.

Y si para muestra basta un botón, aquí vamos. Podéis hacer un click en cada una de las imágenes y verlas en pantalla completa.

Sigma 35 mm 1.4 art Álvaro González

Sigma 35 mm 1.4 art Álvaro González. Info de disparo: ISO 800, f/2,8, 1/80. Nikon D700

Sigma 35 mm 1.4 art Álvaro González

Sigma 35 mm 1.4 art Álvaro González. Info de disparo: ISO 800, f/2,8, 1/100. Nikon D700

Sigma 35 mm 1.4 art Álvaro González

Sigma 35 mm 1.4 art Álvaro González. Info de disparo: ISO 800, f/2,8, 1/60. Nikon D700

Sigma 35 mm 1.4 art Álvaro González

Sigma 35 mm 1.4 art Álvaro González. Info de disparo: ISO 800, f/2,8, 1/160. Nikon D700

Sigma 35 mm 1.4 art Álvaro González

Sigma 35 mm 1.4 art Álvaro González. Info de disparo: ISO 800, f/2,8, 1/80. Nikon D700

Éste último ejemplo, ya con muy poca luz, ha salido un poco movido, pero el resultado me gustó igualmente. Podría haber subido un poco el ISO, pero el grano a 800 me encanta, mientras que si lo subo más ya me molesta. Lo podría eliminar en postproducción, con Dfine de Nik, Noiseless o Topaz… pero no es lo mismo. El disparo está hecho a 1/8.

Sigma 35 mm 1.4 art Álvaro González

Sigma 35 mm 1.4 art Álvaro González. Info de disparo: ISO 800, f/2,8, 1/8. Nikon D700

El procesado está hecho pura y exclusivamente con Lighroom. No tienen Photoshop. No se ha tocado nada la reducción de ruido. En alguna, he subido un poco la exposición.
Para aquellos que quieran acceder a los archivos RAW y echarles un ojo, aquí los tenéis: http://www.alvarogonzalezfotografia.com/files/sigma35/sigmalens.rar

By | 2015-11-23T17:49:43+00:00 Junio 23rd, 2015|Categories: El Blog|Tags: , , |0 Comments

Leave A Comment